Adiós, Rigo

Hasta pronto, Rigo
Hasta pronto, Rigo. La foto es cortesía del buen Tonatiuh Figueroa

Se nos fue. El buen Rigoberto Mora (Guadalajara, 1965) decidió irse a animar nubes al cielo. Eso sí, siempre con la técnica del stop motion. La única concebible para él.

Apenas ayer, martes, posteabamos que Rigo había sido internado. Llevaba varias hospitalizaciones, pero ésta fue definitiva. Un paro cardiorrespiratorio, sumado a la enfermedad crónico-degenerativa que le aquejaba desde hace mucho tiempo, fue el responsable de ponerle stop a la película de Mora. Corte y queda.

Maestro de un gran número de cineastas, y amigo de muchas personas más, deja como legado sus cortometrajes (Polifemo, Sombras, Encrucijada, entre otros), la huella de Necropia (que fundó junto con Guillermo del Toro) y, sobre todo, el recuerdo de una buena amistad.

Descansa Rigo, te lo mereces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s