Cuando no te toca

Ya en otra ocasión habíamos hecho referencia al dicho aquel que reza: “Cuando no te toca, aunque te pongas; cuando te toca, aunque te quites”. Bueno, pues aquí tenemos, ahora, un ejemplo de alguien a quien no le tocó.

Es un niño turco (paisano, pues) de cuatro años. Espera a alguien (creemos) y de pronto: ¡a volar! Es embestido por un auto que lo hace volar por los aires (obvio). Más allá del sentón, el escuincle no sufrió daño alguno. Salió ileso. Dicen que el conductor perdió el control del auto al esquivar a un perro. Pero para qué más explicación, aquí está el video.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s