La furia de Tláloc

El mes de agosto inició con madre en Guadalajara: todavía no salía el Sol del primer día del mes y el caos ya reinaba en la ciudad. Una tormeta de las buenas se soltó en la madrugada e hizo un desmadre de los buenos. Una lluviecita que incluyó mucha agua, mucho viento, mucho granizo, muchos truenos y muchos relámpagos. Surtido rico.

A esta hora —17:00 tiempo del centro de México— en muchos puntos de la ciudad el desmadre sigue: no hay luz —lo que, en el caso de la morada de este Turco Viejo viene a compañado de que no haya agua—, los semáforos son un desmadre y los agentes viales no se dan abasto. Armados con nuestra cámara, nos dimos a la tarea de recabar las siguientes imágenes.

Tormenta en Guadalajara

Esta foto la tomamos en avenida La Paz, a dos cuadras de Enrique Díaz de León. En la parte de arriba hay un espectacular vencido. Aquí abajo les ponemos un acercamiento al mismo.

Tormenta en Guadalajara

Esta otra corresponde a un árbol caído en una colonia perdida de la ciudad. Como está en medio de un parquecito, no ocasionó “tantos” destrozos.

Tormenta en Guadalajara

Una más, en la calle Irene Robledo. Aquí sí la vialidad pasó a mejor vida porque hubo ramas, postes y cables que quisieron besar la banqueta.

Tormenta en Guadalajara

Y a ustedes, ¿cómo les fue con la lluvia? ¿Dónde los cogió? ¿Tomaron fotos? Si sí tomaron, entonces móchense enviándolas a turcoviejo@gmail.com.

Anuncios

Un comentario en “La furia de Tláloc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s