De sexo, ruedas y látigos

Tener sexo en el auto puede ser, para muchos, una idea excitante. Que la sesión termine en latigazos puede ser, para otros tantos, más que estimulante. Pero no lo fue, amigos todos, para la pareja cachondona que, en Malasia, buscaba darse la prueba del amor sobre un automóvil: los cachó la policía y un tribunal, santo, casto y puro, determinó que el castigo ideal para los tórtolos era una tanda de azotes.

Él de 29 y ella de 24 (años, claro) fueron condenados a recibir seis latigazos. Si ya de por sí el azote duele, también les dolerán los bolsillos: además deberán pagar una multa de 2,800 dólares. Nomás por andarse quitando las prendas en el coche y toquetear sus cuerpos. En su legítima defensa, la linda parejita argumentó que habían decidido hacer lo que hicieron porque ya se iban a casar pronto prontito. O sea: ya se les cocían las habas.

Así que, hermanos, la próxima vez que vayan con su pareja en el auto, fíjense bien, antes de empezar a toquetearse, que no haya nadie cerca. O de plano métanse a un motel, para que si hay latigazos al menos los disfruten.

Sexo en el auto

Anuncios

4 comentarios en “De sexo, ruedas y látigos

  1. Los tortolitos, como usted los llama, cometieron varios errores.
    El primero, que No debia ser sobre el auto sino dentro.
    Y si era de noche, y en una calle poco transitada, mejor.

    Ademas, si se sabe que los polis aceptan mordida (de dinero, obvio)… ya la hiceron.

    Obviamente se equivocaron de ciudad para “pecar” (en Mexico es mas facil jajajaja).
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s