La sincera sinceridad III

Si algo estiman los diputados es su dinero. Eso ni quien lo dude. Y cuando alguien le mete mano a sus bolsillos, son capaces de respingar de la manera más inverosimil posible. Por ejemplo, el diputado perredista Ariel Gómez León, congresista chiapaneco que, al darse cuenta de que le descontaron un día de su dieta, para apoyar a los damnificados de Haití, se aventó la siguiente perla:

“Como todos son negros y se parecen tanto, habría que marcarlos con tinta indeleble para que no se les repita la ayuda. Pero la tinta tiene qué ser blanca, porque la que usa el IFE no se les notaría por ser tan negros”

Nomás para que vean de qué lado masca la iguana.

Anuncios

2 comentarios en “La sincera sinceridad III

  1. y pensar que siempre reviso el tiempo climático en el noticiario o el periodico para asegurarme que no vayan a llover estupideces.

    deberia asomarme mejor al interior de los congresos…

    puf.

    en manos de esos estamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s