Rosa que te quiero rosa

Hace unas semanas, comenzó a circular por el Periférico una versión rosa de la ruta 380, con camiones exclusivos para mujeres. Era, escribí en aquel entonces, el réquiem para la legendaria Sexochenta. Dese el día debut de las unidades para damas se anunció que se buscaría hacer extensiva la medida a todo el transporte público de la zona metropolitana, como una manera de proteger a las usuarias del acoso y los toqueteos que, aprovechando los tumultos, les propinaban más de algún gañán. Pues bien, el momento llegó: desde el lunes se habilitaron espacios y entradas “preferentes” para las usuarias del Tren Ligero y el Macrobús. Y la medida ha dado mucho de qué hablar.

Como ocurre con frecuencia en estos días, las reacciones se han polarizado. Parece ser que radicalizar una postura es el pan nuestro de cada día. Por ejemplo: el que opina que el Peje es un orate, forzosamente es calderonista; el que dice estar a favor de la línea 2 del Macrobús, tiene intereses en el proyecto o está manipulado por un poder superior; el que opina en contra del matrimonio y la adopción en el caso de las parejas homosexuales, es un homófobo consumado. No hay puntos medios: o se está ciegamente a favor de una causa o se es enemigo de ella.

Ingreso preferencial para mujeres en el Tren Ligero. Foto: Iván García

Lo mismo ocurre con el asunto de los camiones rosas: lo mismo están los que aplauden con entusiasmo la medida que quienes quieren ver un símbolo de discriminación, segregación y, se ha dicho, un apartheid de género región 4 adaptado a Guadalajara. En estos días leí, incluso, que el asunto de los lugares preferentes para mujeres era una “típica solución de gobierno panista”. Aclarando que la combinación blanquiazul me da más bien urticaria, me imagino que quienes enarbolan esta bandera (la de la “típica solución de gobierno panista”) seguramente ignoran —o pretenden hacerlo— que en la negriamarilla ciudad de México la medida de los camiones diferenciados y lugares preferenciales tiene ya bastante tiempo y, hasta donde yo sé, nadie ha dicho que se trata de una “típica solución de gobierno perredista”. El chiste es polarizar.

Retomo un comentario hecho por Patty, una lectora, como respuesta a la columna del Sexochenta rosa: “A mí la verdad, se me hace una real jalada eso de los camiones rosas… particularmente por:
1. Las mujeres hemos gritado desde hace años que queremos un trato equitativo;
2. En lugar de promover la convivencia, la aplicación de la ley, el trato justo entre las personas, la exigencia de buen comportamiento de los camioneros, lo que se fomenta es el miedo y el pago por protección;
3. ¿Quién protege a los hombres de las mujeres delincuentes?;
4. ¿Hacia dónde vamos? ¿A la construcción de ciudades aisladas? ¿A encerrarnos? ¿A no vernos?
Es muy lamentable y una se llena de rabia cuando le roban o le manosean sus carnes, pero no quiero estar encerrada en una jaula rosa… quiero que se aplique la ley al que abuse y que entendamos que debemos volver al respeto y la confianza. Creo que es mucho”.

Coincido con ella, y con otros que han opinado en el mismo tenor. La idea de los camiones exclusivos o con espacios diferenciados no es una solución de fondo. Lo ideal, por supuesto, sería que no tuvieran lugar los abusos de los manilargas y que, de darse, fueran castigados. Pero eso, lamentablemente, es una utopía. El día que le prendí veladoras a la Sexochenta afirmé que la medida de los camiones diferenciados me parecía una medida aplaudible. Lo sigo pensando. Y seguirá siendo, al menos, hasta que cambien las cosas. Mientras tanto, no queda más que aceptar el placebo.

Anuncios

4 comentarios en “Rosa que te quiero rosa

  1. y ya lo dije… pero qu enecesidad habia de eso¡¡¡ si nos comportaramos realmente como debemos los cavernicolitas y las costillitas

    😦

    además odio el rosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s