Sea bueno: salve un periodista

Nos encontramos estos videos en el blog de Micro. Hicimos clic en los links conrrespondientes y llegamos a Salvar un Periodista, un blog a cargo de Raúl Calabria que, dice en su página de presentación, es un “periodista, guionista, cámara, montador de vídeo y ocasionalmente buena persona”.

Salvar un Periodista es una campaña ficticia que no es tan irreal. Según Calabria, decidió comenzar con el sitio “ante la descorazonadora misión de mandar centenares de currículums a centenares de medios, sabiendo de antemano que posiblemente terminarán en centenares de cajones amontonados sobre centenares de otros CVs. Decido que me da pereza incluso empezar. Así, apuesto por emplear mi tiempo en algo más creativo y efectivo: diseñar una campaña de marketing conmigo mismo como producto y a coste cero”.

Así pues, creó cuatro videos que se pueden ver en YouTube. En ellos, cuatro presuntos “ex periodistas” reflexionan sobre lo que significa formar parte de un medio de comunicación en estos días: trabajar bajo presión y con salarios de risa —sabemos de muy buena fuente que existe  un periódico muy real que, además de pagar muy mal, paga tarde—, la imposición de líneas editoriales en función de la cartera comercial, la apuesta por la maquila informativa en lugar de la profundización, la emisión de contratos que buscan librarse de cosas como la antigüedad laboral, la búsqueda de practicantes —o becarios, se oye más chic— para ahorrarse pagos y prestaciones, la contratación de freelancers para no adquirir compromisos laborales, la búsqueda de mano de obra barata dejando de lado la calidad y un largo etcétera. Por decirlo de algún modo: los medios, de un tiempo para acá, se dedican a replicar en la práctica interna lo que “denuncian” en sus contenidos. Ya saben: candiles de la calle…

Aunque guiones actuados, los testimonios que presenta Calabria en su campaña tienen una muy buena dosis de veracidad y se completan los comentarios que la gente ha dejado en el blog. Sé de muchos periodistas que darían lo que fuera por verse en un video y, con una sonrisa en la boca, exclamar: “Por una vida digna, sé ex periodista”. Y no necesariamente tiene que ver con una falta de compromiso con el oficio que es, no lo dudamos, el más chingón del mundo. Pero sí tiene mucho qué ver con el provecho que muchos otros, ajenos a él, le sacan. Recuerdo, por ejemplo, a Rogelio Villarreal, editor de la revista Replicante, cuando habla de los “directores editoriales y directores de periódicos que ganan como diputados sólo por escribir una colaboración diaria, mientras los reporteros, los que hacen el periódico, ganan una miseria por producir tres o cuatro notas y que además deben desplazarse de un lado a otro de la ciudad”.

En fin. Aquí les dejo uno de los videos. Pueden ver los otros tres aquí. Y si quieren salvar a un periodista, nos avisan.

Anuncios

2 comentarios en “Sea bueno: salve un periodista

  1. yo salvaria a uno que otro siempre y cuando sea soltero jajajajaa
    trabaje un tiempo en el reforma y creeme todos pretendian salvarme sin yo mandar ni un s.o.s
    pero eran casadoooosss!!!!

    me hare una camiseta
    😛

    1. Que al menos la Jo salva al Director día a día en su oficina (a propósito, el Director también es periodista, por si quieren salvarlo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s