La azafata, las encías y el ensayo

¿Necesitaba, esa nariz, que alguien
se pusiera a escribir sobre ella?
Irresponsable, egoísta y vanidoso,
el ensayista seguramente responderá que sí.
José Israel Carranza en “Anhelo y nariz”
 

El sujeto de la foto se llama José Israel Carranza. Y, ahí donde lo ven, es uno de los más tercos defensores, y sobre todo practicante, del ensayo. (Paréntesis: a partir de ahora y para el resto del texto, cuando escribamos ensayo nos referimos a la pieza literaria, no a las prácticas que hacen actores y bailarines y músicos antes de un show. Bien visto, este paréntesis era innecesario.) Pues bien, el señor Carranza presenta esta noche —y será noche, aunque haya luz solar por el horario de verano— su más reciente libro: Las encías de la azafata, que llega a las librerías gracias a las artes de Tumbona Ediciones.

En un principio, Carranza orientó sus letras por los caminos de la narrativa, más específicamente por los vericuetos del relato. Así, aparecieron publicados títulos como La sonrisa de Isabella y otras conjeturas o Cerrado las veinticuatro horas. Sin embargo, hace como diez años —”ocho o nueve”, dice él con más precisión— comenzó a escribir los textos que integrarían, mucho tiempo después, Las encías de la azafata. (Libro donde, por cierto, no aparece ninguna azafata, y mucho menos sus encías. El título, dice el autor, se le ocurrió “quizá en algún vuelo, al ver a una azafata con unas encías alarmantes. Me llegó y decidí que algún día titularía así un libro”.) Mientras fue armando el volumen, dice, se fue inclinando más y más por el ensayo. Y tanto se inclinó que terminó por dejar de lado la narrativa.

Como escribíamos al principio, José Israel Carranza es un defensor a ultranza del género: coordina un taller del género titulado El tubo de ensayo y no duda en señalar que es necesario “despejar malentendidos cultivados por la formación escolar, la academia y también las editoriales”.  Y es que, dice, para hacer ensayos se necesita casi cualquier cosa, menos la formalidad que muchas veces se le quiere endilgar al género.

Y bueno, vamos parándole al rollo. Si quieren saber más del libro, aquí les tenemos una sugerencia: apersónense mañana (jueves 22 de abril) en la librería José Luis Martínez del Fondo de Cultura Económica, mejor conocida en los bajos mundos como La Joseluisa. Ahí, a las 20:00 horas, tendrá lugar la presentación de Las encías de la azafata.  La presentación en sociedad del libro contará con los comentarios de David Izazaga, director de la revista KY, y el mismísimo y temidísimo Dr. Maligno.

Anuncios

2 comentarios en “La azafata, las encías y el ensayo

  1. siempre hay eventitos que no quisiera perderme pero estan lejos. Menos mal que no estaba en un hospital en un congal de mala muerte o en una cita con el proctologo

    no me imagino algun titulo en semejantes situaciones

    Mañana por cierto es el dia mundial del libro que mejor fecha para salir a la luz
    la joseluisa yo le pondria a una cantinita nice estilo kitsch
    ja
    lo juro por mis encias.

    me voy volando!

    1. Si va volando, no olvide mostrar las encías. Algún escritor las verá y, quizá, titule así un libro (que no éste, que ya está titulado).

      Salud.

      TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s