Chapultepec: sí, pero no así

De un tiempo para acá, se ha vuelto políticamente correcto hablar de la peatonalización de la ciudad y de la movilidad no motorizada. Diversos movimientos han surgido para impulsar, por ejemplo, el uso de la bicicleta como medio de transporte, y algo han logrado. No tanto como quisieran, pero algo es algo. El problema es que cada vez con más frecuencia el asunto de la defensa del peatón y la movilidad se vuelve bandera política. Y es de conocimiento común que todo lo que tocan los políticos se pudre. Algo así como si fueran una suerte de rey Midas, pero de pior.

Una vez más se vuelve a poner sobre la mesa el tema de la peatonalización de la avenida Chapultepec. Y una vez más surge la oposición de los vecinos. En el fondo, creo que lo menos que se puede hacer por la arteria principal de las colonias Lafayette y Americana es dejarla como está. Si alguien de verdad quiere hacer algo, entonces que trabaje para terminar la rehabilitación de la calle que, exceptuando el tramo recién remodelado entre La Paz y Vallarta, está para llorar: hoyos y parches de otros hoyos se encargan de que el tramo entre Niños Héroes y avenida México sea insufrible.

Aspecto de la avenida Chapultepec en foto de Tonatiuh Figueroa

Chapultepec, me parece, todavía es funcional. Tiene, en varios tramos, aceras amplias que se pueden caminar libremente. Además, cuenta con su espacioso camellón que, más allá de los gustos estéticos, también invita a caminar (o a andar en bicicleta o patineta o patines). Si bien tiene horas conflictivas, todavía no está saturada, y las dos o tres rutas que coinciden en ella no se comparan con las más de cincuenta que colapsan el eje 16 de Septiembre-Alcalde. Los fines de semana opera con regularidad y suficiencia el Paseo Chapultepec y los comercios tienen, algunos más y otros menos, sus respectivos parroquianos. La avenida y su camellón ya tienen una dinámica que, mal que bien, funciona.

Querer cambiar esa dinámica sólo porque está de moda o es políticamente correcto hablar de peatonalización me parece una tontería. ¿Qué va a pasar con los autos y camiones? Notisistema documenta que Bernardo Baranda, director General del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, pretende que el transporte público se desvíe a lo que llama “avenidas centrales” y añade que “los 16 mil automovilistas que circulan por Chapultepec no tomarán las calles barriales si éstas se adecuan con reductores de velocidad que permitan a los vecinos seguir con su vida normal”. Se le olvida, quizá, que la única avenida cercana es Niños Héroes, porque Américas está muy arriba y avenida México comienza a ser funcional justo a partir de Chapultepec. Quizá tampoco ha considerado que para que los autos circulen por las calles barriales primero hay que acondicionarlas, no nada más con reductores de velocidad sino retirando a los autos estacionados. Pero, híjole, entonces hay que acomodar esos carros. ¿Y de dónde van a sacar cajones para los usuarios de escuelas, restaurantes, notarías, dependencias, cafés, tiendas de ropa, bares, librerías, farmacias, billares y casas particulares de la zona? Quizá el señor Baranda tenga un as bajo la manga, aunque luego de leer sus declaraciones —donde afirma que Chapultepec no requiere sustentos técnicos— lo dudo mucho.

El tema está servido. Argumentos a favor y en contra comenzarán a ir y venir. Lo más seguro es que, al final, termine ganando el caprichoso gobierno (porque ya viene 2012 y hay que hacer cosas que se vean, edá). En lo que vemos qué pasa, me quedo con la leyenda que, escrita en una lona, vi alguna vez en una calle aledaña a la avenida: “Chapultepec sí, pero no así”.

Anuncios

2 comentarios en “Chapultepec: sí, pero no así

  1. Me confieso una amante de la bicicleta. soy a dos pedales de las mejores. jaja`pero Si queremos copiar modas extranjeras, primero hay que revisar el contexto y demás variables de las ciudades a las que se quiere imitar y después compararla con las condiciones del país, a ver si así se animan a ser la ciudad numero 1 ciclista.

    Vivimos en un país donde la cultura cívica esta por los suelos, deberiamos ponerla a dos pedales para realmente sentir que uno esta habilitado y de los políticos

    mejor no digo nada.

    1. Coincido con el asunto de que hay que ver qué sirve y qué no para cada ciudad. De la moda, lo que te acomoda, dicen. En fin.

      Lo cierto es que la vida se ve mejor en dos ruedas.

      TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s