Una historia verdadera…

El térmometro registra 35 grados centígrados. A esa temperatura, en una oficina sin aire acondicionado y con una cocacola caliente nadie puede pensar nada serio. Es más, no se puede pensar nada. Por eso, hoy nos limitaremos a pegar este video, un testimonio de la vida real para todos aquellos amantes del cereal azucarado, una reflexión ahora que está de boca en boca aquello de que somos el primer lugar en obesidad y todo eso que ustedes, enterados lectores, ya saben… ojalá terminen de verlo antes de que queden derretidos frente a sus monitores.

Provecho. Este video, si quieren, lo pueden acompañar con leche. Sin albur.

Anuncios

2 comentarios en “Una historia verdadera…

  1. Joder.
    Me dio asquito lo de la coca caliente, wácala.
    Por eso es mejor tomar agua, sin duda.

    En fin.
    Lamentable este 1er lugar, que más allá de la estética…nos deja mal parados en cuanto a salud pública.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s