El hilo negro de Marcial Maciel

Marcial Maciel en un cartón de Rapé

Este año ha estado movidito para los Legionarios de Cristo. Desde hace cosa de tres o cuatro meses no han dejado de aparecer notas sobre el estado en el que dejó Marcial Maciel a la orden que él mismo fundó, un estado que se asemeja a la mañana después de una borrachera que incluyó mezclas duras, drogas y anfetaminas.

En esta oleada de notas y escándalos, viene ahora Luis Garza Medina, vicario de los Legionarios, a revelarnos el misterio que tenía a toda la humanidad sumida en la zozobra: que Maciel hizo lo que hizo porque tenía “una sexualidad desestructurada”.

(Aquí, todos a coro, los ilustres visitadores de este inmundo espacio deben exclamar: ¡Oooohhhhhhhh! o aplicar la expresión de sorpresa de su preferencia.)

Según una nota que publica Grupo Reforma —les íbamos a poner el link para que la visitaran, pero está demás: ahí cobran por entrar—, el vicario legionario tuvo una reunión con monjitas, que seguramente estaban todavía en shock por todo lo que hizo ese sujeto al que todavía, traumados todos, llaman “nuestro padre”. Lo que viene aquí es la sesuda interpretación de Garza Medina:

“Como saben, Nuestro Padre tenía una sexualidad desestructurada, muy desestructurada. Eso hizo que él tuviera una relación con una mujer, continuada, constante, a lo largo de 30 años, de la cual tuvo una hija. Durante este periodo también tuvo otra relación con otra mujer de la cual es probable que haya dos hijos. Es una relación simultánea un poco extraña, porque luego los hijos, tanto la niña como estos muchachos, se conocieron. Luego en esta sexualidad desestructurada Nuestro Padre tenía actos homosexuales, actos sexuales también con menores”

Y uno se siente aliviado. No es que el señor Maciel fuera un engendro de Lucifer. No señor. Nada más tenía un problemita de estructuras. Un problemita que se le fue de largo a medio Vaticano y que, cuando se dieron cuenta, prefirieron hacerse de la vista gorda. Como también lo hicieron los Legionarios, pues según don Garza Medina toda la cúpula millonaria… perdón, legionaria sabía muy bien del desmadre de Maciel y optaron por un silencio cómplice.

Lo más absurdo y aberrante de todo es la conclusión a la que llega Luis Garza sobre el estado que debe guardar el alma de Maciel por estos días: “De que está en paz, yo creo que sí estaba en paz”.

Y luego se preguntan por qué pasó lo que pasó: si ellos mismos le hacían casita a Marcial… Lo que no nos queda claro es dónde está, según Garza, la desestructura: ¿en tener una relación con una mujer durante 30 años? ¿En ser infiel a esa mujer a otra? ¿En ser infiel a las dos con niños y adolescentes? Y Garza olvida otra cosa: también se ha dado a conocer que Maciel abusó incluso de sus hijos. ¿Eso no era parte de la desestructura?

Aquí, en este espacio, tuvimos la oportunidad hace unos meses de hablar con un ex legionario. Pueden leer la entrevista si pinchan aquí ahora mismo.

Anuncios

2 comentarios en “El hilo negro de Marcial Maciel

  1. Qué fácil ¿no?
    “Estaba enfermito de su cabecita”…
    ¡Qué estupidez!

    El tipo era un auténtico HDP.
    ¡Hay cosas que no se pueden defender, se las vea por donde se las vea!

    Qué indignante resulta ver como las autoridades eclesiásticas pretendan que esto no se vea como lo que ES: un CRIMEN DELEZNABLE y HORRENDO.

    Saludos.

    1. Pongamos que sí, estaba enfermo: lo que resulta inconcebible es la protección y encubrimiento que recibió de la alta jerarquía Católica, y eso lo hace más deleznable y horrendo.

      Salud.

      TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s