Entre panistas, libros y el Nobel

Imagen tomada de http://www.foxylandia.blogspot.com

En el ocaso de su periodo como presidente de la República, un ufano Vicente Fox dijo una vez a los reporteros: “Me van a extrañar”. Y es que, se preveía, el devenir de la nación no iba a ser igual cuando el guanajuatense dejara el cargo: durante su sexenio se esforzó en ser carne de cañón para cartonistas y comediantes, que parodiaron hasta el exceso todos y cada uno de los deslices mentales del también llamado Presichente.

Acaso preocupado por el hecho de que los mexicanos sigamos teniendo un patiño de primera línea, acaso por incontinencia verbal e ineptitud mental, el caso es que Fox no ha dado mucho motivo para extrañarlo: cuando uno comienza a olvidarlo, hace alguna declaración que pone el reflector sobre sus bigotes. O, para estar al día, la tuitea: ayer, en la avalancha de felicitaciones a Mario Vargas Llosa por su designación como ganador del Premio Nobel de Literatura 2010, Fox Quezada escribió en su cuenta de Twitter: “Felicidades Mario, la hiciste! Ya son tres Borges, Paz y tu (sic y recontra sic)”. De inmediato la gente recordó la anécdota de José Luis Borgues y aquella vez en la que el ex presidente elogió, ahora resulta que con voz profética aunque geográficamente insalvable, la obra “del Premio Nobel colombiano Mario Vargas Llosa”. Como adenda, hay que decir que Borges nunca ganó el Nobel.

Los episodios foxianos son un ejemplo del cuidado que tienen los panistas por esa cosa llamada cultura general y la literatura en particular. Otro ejemplo lo podemos ver en estos días, cuando el gobierno estatal decidió cambiar de blanco: ahora enfocó la mira en la Feria Internacional del Libro. Con esos arrebatos que lo caracterizan, y recordando los días de la insurgencia de Carlos Briseño, desde el gobierno estatal surgió la duda de dónde estaban las ganancias de la FIL, dejando claro que el bolsillo (a veces laxo y a veces estreñido) es lo que le duele al coordinador del Club Bíblico Casa Jalisco —quien, por cierto, no deja pasar la oportunidad de ir a tomarse la foto en los pasillos de la Expo Guadalajara en los días de la feria.

Ni tarda ni perezosa, la FIL respondió. Explicó que para realizarse se requieren más de 60 millones de pesos, que a estas alturas de su vida —24 años en noviembre próximo— salen de sus propias arcas. Alguien me dijo una vez que el encuentro librero era una de las cosas más auditadas de la UdeG, y que los resultados de esas auditorías estaban disponibles para quien quisiera consultarlos. El que nada debe, nada teme, dicen. El caso es que se ha repetido hasta el cansancio que la FIL es autofinanciable, y ayer volvieron a hacerlo.

Los detractores de la UdeG dicen que la FIL es un dispendio. Un acto de esnobismo rancheril para que la ciudad se asuma lectora durante una semana, para luego olvidar los libros el resto del año. No dudo que así sea, pero creo que el escenario sería peor si ésta no existiera. Supongo que estos detractores preferirían que la casa de estudios dejara de organizar la feria, y entonces habría que preguntarles: ¿en manos de quién la ponemos? Sinceramente, no imagino a la Secretaría de Cultura de Jalisco, atada a los vaivenes —y caprichos— presupuestales, organizándola. ¿De plano la desaparecemos? Menudo progreso.

Ya puesta a dar avisos, la FIL confirmó ayer que Mario Vargas Llosa vendrá en diciembre. Será una buena oportunidad para preguntarle cuándo tramitará su nacionalidad colombiana. Para que, entonces sí, Vicente Fox pase de ser un Patiño de Pacotilla a Gran Profeta.

Anuncios

2 comentarios en “Entre panistas, libros y el Nobel

  1. Jajajaja.
    Me encantó el último párrafo ajajajajajaja.
    La verdad es que nunca he tenido la suerte de ir a la FIL, pero me han contado maravillas de ella, así que sospecho que mis pocos ahorros tendrán como fin irme un año de estos a gastar a gusto en libros, libros y más libros.
    Respecto al tema de que hay quién sugiere que la UdG no tenga la batuta en dicho evento, me parece una tontería: lo han hecho bien durante más de 4 lustros! Posiblemente la FIL es el evento más importante del país dentro de género; es decir, tienen éxito, generan ganancias, y ni duda cabe que también provocan interés por la lectura en un pueblo nembutalizado… ¿Acaso es eso malo?
    No lo creo.
    ¿Será más bien que los pan…istas creerán que es “pecado” leer cosas diferentes al semanario “desde la fe” o algo así?
    Joer.

    Saludos, TV.
    Ya me enojé 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s