La cuenta regresiva

Foto de Saúl Núñez publicada en el diario El Informador

Con bombo y platillo —y desquiciando más el ya de por sí desquiciado entorno que rodea a la Minerva— el jueves por la noche se echó a andar la cuenta regresiva para la inauguración de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, justa deportiva que le ha costado a la ciudad sangre, sudor, lágrimas y muchos, muchísimos, millones de pesos tirados a la basura —o a los bolsillos de todavía no sabemos quién y en una de esas nunca lo sabremos.

¿Guadalajara está lista para recibir los juegos? Depende. Si se le pregunta a Emilio González Márquez, seguro le dirá que sí y que si no le cree vaya entonces a chingar a su madre. Si se le pregunta a las calles, la realidad es que no. Y considerando que 365 días se van como un suspiro, lo cierto es que la ciudad no va a estar lista nunca, ya no se diga para los Panamericanos sino para vivirla decentemente.

A la noble y leal urbe le esperan días difíciles. Las autoridades han dado ejemplo de cómo hacer todo mal —o de plano no hacerlo— y los juegos están encima. Durante los 365 días que vienen vamos a ver cómo, a la usanza gubernamental, se dinamitan al mismo tiempo N calles para rehabilitar sus pavimentos. El rezago de años solucionado —es un decir, si acaso llegará a parche mal puesto— en una cincuentena de semanas. Prepárense ya las rutas alternas para las rutas alternas de las rutas alternas. El colapso está por venir.

Otra cosa sería si desde hace años se hubiera apostado por un plan integral de movilidad, pero ya se sabe que eso de la planeación no se le da a la fauna política con la que nos han maldecido. Para cuando lleguen esos cientos de miles de visitantes que se supone vendrán a la justa, no habrá un tren ligero más y ni siquiera una línea de Macrobús mal hecha. El eje 16 de Septiembre-Alcalde seguirá colapsado, junto con la avenida Vallarta y Chapultepec e Hidalgo y ponga usted aquí la vialidad que se le antoje o la que le saca de sus casillas dos o tres veces al día. El tiempo, que dicen vale oro, se ha tirado a la basura. Pero esta gente es experta en tirar el oro y el dinero por el caño. Se nota que no es suyo ni trabajan por ganarlo.

Basta poner la mirada en cualquier camellón de la ciudad para bajar la cabeza y deprimirse. Pero ya sabemos la estrategia: establezcamos la ruta de los deportistas y arreglemos eso, mientras el resto de la ciudad se cae a pedazos. Cuando unas ciudades aprovechan eventos como este para recapitalizarse, aquí para lo único que han servido los Panamericanos es para ver cómo se violan los reglamentos a la menor provocación.

Los juegos olímpicos región 4 llegarán y se toparán con un gobernador en una precampaña tan ilusa como esquizofrénica para ser candidato presidencial de su partido, y un presidente municipal en una operación similar pero con miras a quedarse con el gobierno estatal. Como si fueran clavadistas profesionales, ambos usarán los juegos como trampolín. Vamos a ver cómo les va en la caída y a cuántos salpican.

El reloj comenzó a correr. Lo peor está por venir.

***

P.S. ¿En qué momento González le perdió el asquito a la UdeG y ahora le pide apoyo? Misterio.

Anuncios

2 comentarios en “La cuenta regresiva

  1. Pobres de ustedes, tapatíos, que tendrán que soportar dicho evento…
    Con todo lo positivo y lo negativo que conlleve.

    Lamentable que los gobiernos locales de las ciudades más importantes de México sólo busquen promover el turismo en ciertas zonas (a las que van a dar una manita de gato) en lugar de usar el presupuesto para MEJORAR verdaderamente la vida de la población.
    Indignante en verdad.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s