Estimado Niño Dios…

O Santa Clos. O los Tres Reyes Magos. O Alá. O Buda. O Yahveh. O Jehová. O don Ratón de los Dientes. O todos juntos. Por favor, que alguien tome nota de la siguiente carta. Es urgente que se atienda, de lo contrario las cosas se pueden salir de control —ya se sabe: cuando uno cree que no se puede estar peor, resulta que sí se puede. Cualquiera que sea la divinidad que acuse de recibido este texto, solicito encarecidamente atienda el pedido con celeridad. De no ser así, se corre el riesgo de no encontrar ya al solicitante. Va el encargo:

Para empezar, sana de su alcoholismo a Emilio González Márquez. Eso, o quítalo del gobierno del estado: ya quedó claro que ambas cosas no son compatibles y, lo que es peor, quienes pagan las averías del gobernador no son sus hijos —cuyo mayor castigo es tener ese padre, y ya es bastante—, sino todos los jaliscienses, que debemos aguantar sus ocurrencias y sus crudas mal curadas.

Ahora que ya le diste su regalito a la UdeG, haz que lo aprovechen para lo que pidieron. Dales la transparencia que les falta y aleja de sus aulas la mala sombra de Raúl Padilla López, ese paladín de la cultura a quien poco lo falta para convertirse en la encarnación del mismísimo Coco, el que viene a llevarse a los niños —o, en este caso, el presupuesto universitario.

Que los gobiernos municipales abran los ojos y vean que mientras ellos siguen en pre-pre-precampaña, la zona metropolitana de Guadalajara se colapsa y está a punto de sucumbir ante el poderío de los autos. Manda más tren ligero, ciclovías, transportes articulados y una reforma integral de la red de transporte colectivo. Si por ahí nos conviertes en zona peatonal el primer cuadro de la ciudad, tanto mejor.

Haz crecer el entendimiento de Felipito —no mucho: no sea que no le quepa en el cuerpo ya de por sí reducido que tiene—, para que termine de una buena vez con su guerra necia, comprenda que los daños colaterales no tienen justificación y se convenza de que la solución no está en las balas, sino en los libros. Y arréglale la voz de niño llorón, porque así nadie lo va a tomar en serio nunca.

Ahora que hiciste que lo liberaran, sostén en su abstinencia presidencial a Diego Fernández de Cevallos. Que cumpla su palabra y se quede descartado como candidato, no sea que viendo la pobreza de Acción Nacional rumbo a 2012 —considerar a Lujambio, González Márquez, Creel, Vázquez Mota, Lozano y demás caricaturas es una ocurrencia bomba— se le ocurra decir que él es el bueno. Ahora que si le mandas algún proceso por las cuentas que debe, tanto mejor. Si no, nos conformamos con que le dejes las manos atadas, no sea que quiera recuperar lo que pagaron por el rescate.

Que Sandoval Íñiguez, Norberto Rivera y Hugo Valdemar entiendan de una vez que una cosa es la libertad de expresión y otra muy distinta tratar de influir en las formas de pensar de todos los mexicanos. Que comprendan que sus creencias son muy respetables, sí, como lo son los de todos los que vivimos en este espacio territorial llamado México. Y que Maciel —protegido y ahora negado por los tres sujetos arriba citados— se siga pudriendo en el Infierno.

Y por favor, no me vayas a salir con aquello de que necesitamos portarnos bien: ya bastante hacemos manteniendo a los diputados federales, senadores, legisladores locales y regidores, parásitos empedernidos que lo único que saben hacer es mamarse el presupuesto.

Como sé que ya va está pesado el encarguito, ahí le dejo. Saludos y felices fiestas.

 

* Al igual que en la entrada anterior, este texto es viejo, pero se nos había olvidado subirlo. Ahí lo tienen.

Anuncios

Un comentario en “Estimado Niño Dios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s