Otra vuelta a la tortilla (o cuando las mujeres se pusieron a violar)

A. Un hombre camina por una carretera de Zimbaue. Cansado, decide pedir un aventón a un carro que ve venir. Lo que no ve venir es, valga la expresión, lo que se viene: una vez arriba, las tres mujeres que van en el auto le preguntan si tiene hijos. Luego, le dicen si acepta echarse un revolcón con ellas. Como dice que no, lo drogan. Las autoridades lo encuentran tirado en la carretera y triplemente violado.

B. Un hombre ve venir a una mujer en una motocicleta. No puede salir de su sorpresa cuando la mujer le enseña una serpiente y con ella lo amedrenta para que tenga relaciones sexuales con ella. (O dicho de otro modo: la mujer le saca la serpiente para obligar al hombre a que saque la suya y hacer un intercambio.)

C. Tres mujeres vestidas con sotanas blancas, a la última moda de la secta Apostólica, sacan una pistola. Con ella, amenazan a un hombre. Luego, se sacan las sotanas (literal) y le sacan la pistola al hombre (en sentido figurado, iba desarmado, pero ya saben de qué hablamos) y el resultado es el mismo: triple violación.

Así como lo leen. Se trata, tal parece, de una nueva moda en Zimbaue: las mujeres violadoras. Las autoridades han alertado a la población masculina debido a que se han presentado varios casos en los que las africanas, cansadas de chingaderas como la ablación, han decidido cobrar venganza y violar con singular alegría a los hombres. Al parecer, todo tiene como fondo una superstición: mujer que se viola un hombre será bendecida con prosperidad en los negocios. Arroz.

Comprometidos con nuestra misión social, ponemos esta información a su consideración para que, si ven venir una negrita cucurumbé por la banqueta, tomen sus precauciones. O se relajen y lo disfruten, según anden de urgidos.

* La nota completa la compartió la banda de la revista KY y esté es el link del texto original, por si no nos quieren creer.

* La foto que ilustra este post es eso: una ilustración. Seguramente la negra que se los va a violar va a ser muy diferente.

Anuncios

3 comentarios en “Otra vuelta a la tortilla (o cuando las mujeres se pusieron a violar)

      1. Sí: somos imbéciles. Y por eso lo hacemos aquí. Es mejor que rayonear el barrio.
        Saludos

        TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s