Un cuento de terror en el Periférico…

Hubo una vez un gobierno que pensó que podía hacer con las calles lo que se le antojara. Y un día se le antojó hacer un retorno elevado en el Périferico, a la altura del Tutelar.

Hubieron una vez unos ejidatarios que se iban a ver afectados por dicha obra, por lo que se opusieron y plantaron cara al gobierno ocurrente que, no obstante, decidió poner manos a la obra y construyó dos grandes pilares, comiéndose un carril del Periférico y ocasionando un caos vehicular perpetuo en la zona.

Hubo una vez un tribunal que, como debe ser, dejó sin castigo a los funcionarios responsables y, ademas, declaró improcedente que se demolieran las bases ya construidas, sin importar que, como ya se dijo, afecten a los usuarios de la vialidad.

Finalmente, hubo una vez un empresario que decidió aprovechar la infraestructura y anunciarse así:

Vivaz empresario aprovecha la infraestructura abandonada para hacerse publicidad
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s